27 January, 2010

Cibercriminales aprovechan fiebre por iPad de Apple

Por

A horas del lanzamiento de la nueva iPad de Apple  los cibercriminales ya comenzaron a vulnerar páginas y crear sitios maliciosos para infectar a los internautas en busca de datos, imágenes e información sobre este nuevo dispositivo.

El furor por la nueva tableta digital de Apple, la iPad no se hizo esperar en cada rincón de la Web. Desde hace un par de días y, hasta el momento de su anuncio oficial, la noticia del nuevo dispositivo se convirtió en el tema central de diversos blogs, páginas web y redes sociales como Twitter y Facebook, pero también materia de infección y robo de información en Internet.

De acuerdo con una alerta publicada por el laboratorio de seguridad de Websense la búsquedas web a través de motores como Google y Yahoo! ya comenzaron a desplegar sitios vulnerados o que contiene inyección de códigos maliciosos.

“Conforme la gente se muestra más interesada en encontrar información sobre el nuevo  producto de Apple, los términos de búsqueda relacionados están ganando popularidad, y al mismo tiempo, los ataques Blackhat SEO están comenzando a escalar en las listas de los resultados de búsqueda”, cita la advertencia de Websense.

Según los expertos de la empresa, al acceder al sitio infectado una ventana emergente notificará a los usuarios sobre una posible infección en su equipo y solicitará la descargada de un programa de seguridad para eliminar el supuestos malware.

Este tipo de infección, mejor conocida como roguerware o scareware, pretende engañar a los usuarios haciéndoles creer que su computadora está infectada y es necesaria la instalación de un antivirus. Sin embargo, el verdadero malware se alberga en el programa de seguridad apócrifo.

De acuerdo con Websense el riesgo radica, en que este tipo de código malicioso tiene una tasa de detección de 30%, es decir que en el 70% de los casos puede pasar inadvertido incluso si el usuario cuenta con programas de seguridad instalados en su máquina.

Se recomienda que los usuarios naveguen  y busquen información únicamente en sitios web legítimos y que cuenten con un nivel de reputación adecuado y, que cuentan con sistemas de seguridad y su sistema operativo actualizados al día.