20 September, 2011

Aprueban en Veracruz ley que castiga “perturbaciones” difundidas en Twitter

Por

Tras el debate suscitado en distintos medios por la detención de dos tuiteros acusados de supuesto terrorismo por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz, el Congreso local aprobó una ley con la cual busca reducir la pena que se podría imponer contra ambos detenidos.

La iniciativa que reforma el Código Penal de Veracruz fue enviada hace un par de semanas por el gobernador Javier Duarte, quien fue señalado por distintas Organizaciones No Gubernamentales (ONG), nacionales e internacionales, como el responsable de la detención.

Ante las criticas lanzadas en su contra, Duarte propuso la adición del artículo 373 al Código Penal, que establece  la perturbación del orden público como un delito que podría ser castigado con una pena de uno a cuatro años de prisión.

“a quien por cualquier medio, afirme falsamente la existencia de aparatos explosivos u otros; de ataques con armas de fuego o de sustancias químicas, biológicas o tóxicas que puedan causar daño a la salud, ocasionando la perturbación del orden público, se le impondrá prisión de uno a cuatro años y multa de quinientos a mil días de salario mínimo, atendiendo a la alarma o perturbación del orden efectivamente producida”, estipula la nueva ley.

Con la aprobación de la propuesta, el gobernador busca alejar las críticas lanzadas en su contra debido a que ésta permitiría que los tuiteros arrestados sean liberados bajo fianza.

Tanto Gilberto Martínez, como María de Jesús Bravo Pagola, los tuiteros detenidos, serían acusados y juzgados por el delito de perturbación del orden público, el cual alcanza la prerrogativa de libertad bajo fianza.

Sin embargo, la aprobación de la ley no ha apaciguado los animos contra el gobernador y el Revolucionario Institucional, ya que el artículo aprobado ha sido considerado como un intento de frenar la libertad de expresión en las redes sociales.

De acuerdo con medios locales, la polémica iniciativa fue aprobada con 33 votos a favor por parte de la bancada priísta y 14 en contra emitidos por legisladores panistas y perredistas, quienes aseguraron que la ley es un golpe a la libertad de expresión ciudadana.

Legisladores de oposición demandaron posponer la aprobación de la reforma y exigieron la participación de expertos en el tema para evitar legislar sobre casos en específico y hacer leyes de beneficios generales.

Tras la modificación al Código Penal, Veracruz se convierte en el segundo estado que busca regular el uso de las redes sociales, sumándose a Tabasco que en este mismo año aprobó una ley que castiga los rumores emitidos a través de dichos canales de comunicación.