12 April, 2012

Cibercrimen, un eslabón más de la delincuencia organizada

Por

Los delincuentes informáticos han dejado de lado la infección de equipos y se han convertido en un brazo más al servicio de la delincuencia organizada desde hace aproximadamente cinco años.

De acuerdo con Jorge Mieres, analista de malware de Kaspersky Lab, los criminales cibernéticos han modificado sus conductas con fines más grandes que el ámbito informático.

El experto en seguridad indica que el crimen cibernético es utilizado para cometer delitos complejos que están muy alejados de la infección de un equipo de cómputo.

“Actualmente es muy común que los ciberdelincuentes utilicen sus  conocimientos y herramientas digitales para cometer delitos relacionados con el secuestro, lavado de dinero y trata de personas”, lamentó Mieres.

El investigador sentenció que el nuevo modelo de trabajo de los criminales informáticos provoca que los internautas, gobiernos y firmas de seguridad enfrenten un panorama mucho más difícil que el afrontado en años anteriores.

Sobre si este tipo de crímenes y conducta se presentan en América Latina, el miembro del equipo de investigación de Kaspersky reconoció la presencia de estos delitos en la parte sur del continente.

“Estos delitos no son escenarios exclusivos de películas hollywoodenses, estos delitos se cometen cada vez con más frecuencia en América Latina”, alertó Mieres.

El analista de Kaspersky invitó a los expertos en seguridad a trabajar de manera cercana a los gobiernos y aseguró que sólo así se podrán proteger a los usuarios regulares, quienes siempre son los más afectados, declaró.

Lo revelado por Mieres es confirmado por diversos estudios que señalan que el crimen informático se ha convertido en un nuevo modelo de negocio ilícito con un proceso y una organización bien definidos.

Según la Unión Europea las pérdidas provocadas por el cibercrimen en 2011 ascienden a más de $388,000 millones de dólares, lo cual evidencia el impacto de estos delitos a nivel global.