15 June, 2012

Crimen organizado utiliza servicios en línea para proteger su privacidad: FBI

Por

Grupos del crimen organizado utilizan servicios en línea para proteger su privacidad e impedir que las autoridades puedan rastrear su ubicación o los portales que destinan para llevar a cabo actividades ilícitas, reveló el FBI.

La dependencia aclaró que aunque este tipo de servicios no son ilegales, suelen ser empleados por bandas de pedófilos o del narcotráfico para organizar y distribuir su material en línea sin que sean descubiertos.

Uno de estos servicios es Tor Project, un software diseñado para proteger al internauta de los análisis de tráfico, por lo que los buscadores no pueden realizar un seguimiento de la actividad y tipo de sitios que visita en línea, además de proteger su IP y ubicación física de los servicios de mapeo.

Recientemente el FBI presentó una queja en la que acusó a Tor Project de proteger y obstaculizar la investigación contra una banda de pedófilos.

El FBI asegura que los responsables de Tor Project impiden que sus investigadores tengan acceso a los servidores y equipos desde los que el programa es utilizado por lo que es imposible detectar quién o quiénes están detrás del contenido ilícito.

La queja del FBI surgió luego de una denuncia anónima en la que se acusó a Tor Project de albergar páginas dedicadas a la pornografía infantil.

Otro de los servicios señalados por el FBI es el sitio Silk Road Market Place, que es acusado de ser una página para la compra y venta de drogas en línea de manera anónima.

El portal de compra y venta de artículos ha sido investigado en diversas ocasiones por la DEA.

Hasta el momento ninguna de las quejas y recursos interpuestos por ambas dependencias para acceder a los sistemas de dichos sitios han sido aprobadas por lo que los portales operan con normalidad y continúan asegurando la privacidad a sus usuarios.

Expertos en seguridad aseguran que las autoridades se encuentran frente a una encrucijada de la que no saldrán bien libradas, pues deben de elegir entre respetar la privacidad de los internautas o violarla para hacer valer la ley.